Aliviaderos: deshaciéndose de una pesada carga

Al escuchar el término aliviaderos, el común de la gente lo asocia inmediatamente con “alivio”, imaginando que tiene que ver con el aligeramiento de una molestia, peso o carga, sea esta física o mental. Libertad de aquello que venía fastidiando desde hacía algún tiempo.

Y con cierta arbitrariedad en la interpretación, esto es exactamente el propósito de los aliviaderos. Sistemas presentes en presas, plantas de tratamiento de aguas residuales y hasta en los mismos hogares; diseñados para liberar los fluidos cuando estos aparecen más rápido de lo que pueden ser procesados. Aunque los modelos y técnicas usadas varían bastante según el servicio.

Ejemplos de estos sistemas serían:

  • Las represas, que son construcciones de barrera en los ríos, con la intención de retener el cauce para conservar gran cantidad del líquido en reserva. En las pequeñas, lo que se hace es que el exceso de agua simplemente se desborda por el muro o por una escalera y continúa su camino.

Las grandes e industrializadas tienen estructuras en forma de embudo dentro del embalse, que están más arriba del nivel normal de la represa, pero por debajo de la orilla. El agujero en la superficie del lago produce un efecto espectacular.

  • En las plantas de tratamiento de aguas negras se reservan canales laterales secos. Si ocurren lluvias descontroladas, que aumenten peligrosamente el nivel manejable de desechos líquidos, se dispone de una estructura donde drenar el excedente hasta que haya de nuevo capacidad para procesarlo.
  • Sin ir muy lejos, en todos los lavamanos o en una gran mayoría de ellos, es posible encontrar uno o varios agujeros cerca del borde superior. Su función es prevenir derrames e inundaciones en caso de obstrucción del desagüe o de dejar el chorro abierto, ya sea a propósito o por accidente. Esta salida alternativa también lleva el fluido a las tuberías.
  • Y si uno se quisiera poner poético y filosófico, se podría decir que las lágrimas son el método de alivio del alma, si la tristeza inunda por dentro. De este modo, se deja salir un poco antes de que se vuelva insoportable.

El punto es que, los aliviaderos constituyen arreglos muy útiles y necesarios cuando se trabaja con grandes volúmenes de líquido.

Dejar un comentario