¿Qué conlleva la aceptación de herencia en Sevilla?

Cuando fallece un familiar, a pesar de no parecer el momento adecuado, se deben realizar diversos procedimientos legales para tramitar la sucesión, organizar el sepelio, avisar los parientes, en fin es incómodo tener que preocuparse de tantas cosas, en una situación difícil, sin embargo las obligaciones nos llevan a plantearnos cómo debo actuar para la aceptación de herencia en Sevilla y qué repercusiones legales trae.

Aceptar una herencia se dice muy fácil, pero los pasos a seguir son desconocidos y las dificultades encontradas en el camino pueden ser confusas, mi primera recomendación además de estar previamente preparado para las circunstancias, es asesorarte con un abogado especialista para aclarar dudas y facilitar la aceptación, recepción y disposición de la herencia.

Es importante señalar que las leyes que regulan los impuestos sobre donaciones y sucesiones, pueden variar según la provincia en la que tenga lugar la declaración de los herederos, por tanto que no es lo mismo la adjudicación de herencia Burgos, que tiene una bonificación por aplicar la ley de la provincia de Castilla y León, que la que se acepta en Sevilla, puesto que Andalucía es una de las provincias en la que es más alto el impuesto sobre sucesiones.aceptacion de herencia en sevilla

Aceptando la herencia paso a paso

La manifestación de una persona por suceder a un familiar fallecido es lo que se denomina aceptación de la herencia, pero antes de poder disponer del patrimonio del causante debes llevar a cabo una serie de pasos:

1.- Obtener el certificado de defunción, el cual debes solicitar en el registro civil donde la persona vivió sus últimos días.

2.- Durante un periodo de 15 días continuos posteriores al fallecimiento, debes presentar el acta de defunción en la Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia, solicitando el certificado de actos de última voluntad, así conoceremos entonces si el causante dejó un testamento en vida o no para proceder a los trámites de la herencia abintestato o testamentaria.

3.- Se puede dar la aceptación en dos facetas, la primera de manera expresa, refiriéndose a la manifestación pública del heredero ante una notaría de tomar posesión del patrimonio, la otra forma es de manera tácita, cuando se sobreentiende mediante un acto del heredero, la aceptación del legado, los actos pueden ser pago de deudas o aceptación de algún pago.

4.- Por último se procede a hacer la declaración de los bienes y deudas adquiridas y al cálculo de los impuestos que se deben cancelar en hacienda Pública.

Queda claro entonces que la aceptación de una herencia es de libre decisión personal, en caso de que las deudas del causante superen los activos, se puede repudiar o rechazar la herencia. Por otro lado recuerda estar asesorado con un especialista pudiendo ahorrar mucho tiempo y dinero en cuanto al pago del impuesto.

Dejar un comentario