Abogados herencias Madrid, sucesión testamentaria y abintestato

Toda vida toca su fin en algún momento, esa realidad motivó desde hace años la creación de normas de sucesión, en la antigüedad, los reinos mantenían un linaje, pero siempre se crearon diferencias entre hermanos o disputas familiares por reclamar alguna herencia. Es por eso que la sociedad actual española se rige bajo una legislación que regula el procedimiento hereditario, para ello es importante contar con abogados herencias Madrid que con su experiencia y conocimientos legales, resolverán cualquier inconveniente durante el proceso.

Una herencia es el proceso jurídico mediante el cual un familiar o varios familiares reclaman el patrimonio que dejó el causante en vida, según el código civil existe un orden entre los llamados herederos legítimos, y la ley establece todos los supuestos posibles para aclarar cualquier disputa, sin embargo incluso el causante pudo dejar escrita su última voluntad y sin salirse de los parámetros legales puede cambiar la forma de repartición de la herencia.

Sucesión testamentaria

La sucesión testamentaria es la herencia que se lleva a cabo según las pautas dejadas en el testamento del causante, en el cual se expresa su última voluntad acerca de la repartición de sus bienes, es importante destacar que un testamento no puede salirse de los parámetros legales ni perjudicar a los herederos forzosos o legítimos, por lo tanto se debe elaborar con la asesoría adecuada de un abogado de herencias Orihuela, en caso de presentarse el hecho en la comunidad Valenciana.

Existen varios tipos de testamento, sin embargo dos se destacan sobre el resto:

1.- Testamento abierto. Es el método más habitual y seguro de dejar escrita su voluntad, ya que se presenta ante un organismo público como un registro o notaría pública y su contenido es conocido por estas autoridades, de esa manera el documento presenta un formato oficial debidamente aprobado.

Miguel=Art 1-lote 4343- Kw abogados herencias Madrid

2.- Testamento cerrado. A diferencia del testamento abierto, el contenido de este es secreto, aun cuando también es llevado al registro para que se deje constancia de la última voluntad del causante, el contenido puede estar fuera de los aspectos legales o incluso carecer de valor frente a las autoridades, se debe tener mucho cuidado con estos documentos y su elaboración.

En el testamento, la persona dispone de total libertad de su patrimonio, solo en una tercera parte, los dos tercios restantes deben ser heredados por los legítimos, y seguir los parámetros legales que establecen una cuota parte por cada heredero.

Abintestato

Cuando no existe un testamento, se deciden los herederos según el orden sucesorio, en primer lugar la línea descendente, hasta los nietos, luego la línea ascendente solo los padres, en caso de no existir estos, la herencia se vuelve horizontal y pasa a las líneas colaterales, dándole prioridad a los hermanos, hasta llegar a los primos, en los casos extraños en que todos rechacen la herencia o no existan herederos legítimos, es el Estado quien recibe el patrimonio de la persona.

Dejar un comentario